Cuando es hospitalizado, usted tiene el derecho de obtener todo el cuidado de hospitalización cubierto por el Plan que sea necesario para diagnosticar y tratar su enfermedad o lesión. El día que deja el hospital (su “fecha de alta”) se determina basándose en que su estadía en el hospital ya no sea médicamente necesaria. Esta parte le explica qué hacer si usted cree que se le está dando el alta demasiado pronto.